Sábado, 22 de Octubre de 2016

De walter carbonell

Cada día se lucha, internamente, por encajar en esta sociedad, para ser "normales" ante los ojos de los demás. Esa lucha por querer decir, gritar o hacer lo que uno quiere, desea y no está bien visto. O tener una edad promedio y no cumplir con los mandatos sociales. Reprimirse, cerrar los ojos y ver pasar toda tu vida en Un segundo. Rozar los límites del trastorno bipolar. Mentirse y mentir, demostrando que somos normales. Es esta "... Las mañanas mueren sin sonrisas al medio día, y los medios días suplican tiempo a la tarde.. Ya no importa lo visible, llegó el momento!"

Un texto totalmente metafórico y accionado a través de la esencia de La Ilíada y La Odisea, comparadas con el hemisferio derecho e izquierdo, en este caso, de una persona con trastorno bipolar.

Este espectáculo formó parte del evento: Primer Festival Nuestro Teatro

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad