Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Marina Sarmiento

En todo ritual hay un anhelo por transformarse o convertirse en otra cosa. EIR trae de nuevo a la luz eso que parece perderse, yace escondido o en el olvido. En ese afán por ser otra cosa se revela una utopía por traer al presente una ausencia y preguntarnos por las huellas que dejaron figuras como Iris Scaccheri.


EIR es un proyecto encargado por el Teatro Argentino de La Plata - Centro de Experimentación y Creación. Fue creado a partir de la reconocida artista platense Iris Scaccheri, de gran trascendencia en nuestro país e internacionalmente, en las décadas del 60´ y 70´. Formada en el Teatro Argentino, llegó a trabajar con figuras de la danza como Dore Hoyer, discípula de Mary Wigman. Debutó en el Instituto Di Tella y recorrió Europa, donde su trabajo obtuvo gran éxito. Ha recibido importantes premios e inspirado a artistas plásticos de la talla de Antonio Berni, Nicolás García Uriburu, entre otros. También fue esculpida por Antonio Pujia, fotografiada por Sara Facio y por Susana Thénon.

Iris Scaccherifue un fenómeno poco común en la danza, generaba aluvión de aplausos, emoción y reconocimiento. Inundaba las salas donde presentaba sus obras, en su mayoría solos. En palabras de Cristina Banegas (a quien Scaccheri dirigiera en dos oportunidades, incluyendo la emblemática obra 'Eva Perón en la hoguera') fue "alguien completamente fuera de lo establecido, de las modas, de las formas, siempre había algo que te descolocaba, qué te conmovía".

EIR se realizó adentrándose en los pocos registros que hay de Scaccheri: entrevistas a colegas y artistas vinculados a ella, las notas de prensa, los escasos videos de sus obras, el libro de fotografía de Susana Thenón y el primer libro publicado por Iris Scacheri (2011), han sido las fuentes fundamentales para el trabajo de investigación.

Dice Marina Sarmiento: "EIR dialoga desde el movimiento con el cruce de lenguajes. La investigación se basó en preguntarnos por la voz de Iris Scaccheri como ícono. Lo que dejó visible o flotando.. Así, la pregunta inicial fue cómo traer o recuperar la intensidad de su presencia, por un lado, y con ello cómo se relacionan las prácticas artísticas con su propio legado histórico (unproblema que atraviesa toda la historia del arte). Pues si tomamos que Iris fue un puente entre lo pasado y lo por venir ¿qué vino después de ella?, y ahora, ¿en qué momento estamos?, ¿cómo dialogamos los jóvenes creadores con el paso del tiempo, las obras y las figuras icónicas del arte?"

Iris hablaba así: "Yo creo que esta es una época de puente: algunos esperan, otros repiten cosas, otros, muy pocos, que saben que nadie se va enterar, intentan la transición. Sí, desgraciadamente yo soy una de esas personas... siempre es maravilloso ser mediador entre cosas, pero el mediador después queda aparte...". "Los movimientos exactos perturban algunas veces, aquello que está mucho más adentro, cuando el movimiento exacto es sólo aparente. Sí vemos el final de la pintura de un plástico reconocido, todos veremos muy bien, que aún enmarcado, no termina ahí. No conocemos ni su pasado, ni su futuro, y está aquí y ahora, sin embargo nos lleva a un pasado o a un futuro desde este aquí ahora. Un pasado y un futuro que, si no lo podemos describir, sí sentimos que existe".

Clasificaciones: Danza




e-planning ad