Viernes, 11 de Noviembre de 2016

De Claudia Barrionuevo

La insatisfacción de quienes, teniéndolo todo en la vida,
sienten que deben hacer algo que los haga felices.

"Atrapados en un febrero bisiesto" de Claudia Barrionuevo fue la obra ganadora en el 2008 del Concurso de Dramaturgia Inédita que realiza el Teatro Nacional de Costa Rica. Es una comedia dramática que trata sobre cuatro vidas muy distintas entre sí­, cuatro seres que se sienten ahogados, cuatro personas que se encuentran en un febrero bisiesto.

En la obra se muestra a Soledad, una profesional divorciada, pronta a cumplir 50 años, que vive sola y disfruta de su independencia. Pero de la noche a la mañana, la privacidad de Soledad es invadida cuando, por distintos motivos, tres parientes buscan albergue en su departamento: la tía Prudencia, de 65 años, se siente descontenta con el segundo marido; Lola, una sobrina adolescente, le fue confiada porque los padres buscan tratamiento médico para la madre en otra provincia, y el primogénito de Soledad, Ángel, abogado de 30 años, se arrima porque tras una desavenencia, abandonó la vivienda que compartía con la novia. También Soledad -que deberá conciliar- siente amenazada su autonomía porque el amante insiste en casarse con ella, algo que ella preferiría soslayar.

La propuesta es sencilla: exponer cómo, cualquier persona, puede llegar a sentirse atrapada en algún momento de la vida, por circunstancias muy cotidianas. Ante los problemas, la primera solución es salir huyendo. Al menos eso es lo que se proponen tres de los personajes: Prudencia, Lola y Ángel. Se plantean así, circunstancias como los conflictos de un adulto mayor que de pronto quiere sentir más libertad y actúa como un joven; o de un joven que contando con todas las herramientas para vivir en libertad, se siente impedido de ponerlas en práctica; o de la adolescente, silenciosa víctima del mundo de sus mayores; en fin, la obra plantea la insatisfacción de quienes ante la sociedad tienen una buena vida, pero que sienten que deben hacer algo que los haga felices. Y en "Atrapados en un febrero bisiesto" esta oportunidad queda abierta para que cada quién tome su propia decisión.

"Atrapados en un febrero bisiesto" es una pieza bien construida, de una estructura lúdica y ágil, con caracteres definidos, que presenta buen diálogo y una situación de actualidad universal. Entrecruza sentimientos, humor fino y reflexiones agudas e inteligentes, mientras los acontecimientos se van revelando uno tras otro. A pesar de lo serio de la obra, el público reirá mucho con las ocurrencias de Prudencia. También pensará un poco con la recopilación de frases célebres de Lola y disfrutará mucho con la forma en que Ángel confunde las palabras, víctima de su dislexia.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad