Martes, 18 de Octubre de 2016

Este espectáculo de mimo comienza con simples pantomimas, en donde se muestra la vida cotidiana a través de la caricatura pero estilizándola; como por ejemplo: El hombre imitando a los animales del zoológico, un hombre comiendo un chicle, un pintor enloquecido en el momento de su inspiración... Los mimos también nos presentan nostálgicas evocaciones de un momento de su pasado, y al hombre que cae bajo el hechizo de las tentaciones que hay en sus pensamientos. Entre la variedad de actos que tiene el espectáculo, se encuentra “El Desayuno”, el cual fue inspirado en un poema homónimo de Jácque Prévert, que describe el final de un amor; “El Guapo”, que es un pantomima que nos muestra de cuerpo entero a nuestro “compadrito del 900”; y finalmente “Una historia con moraleja”, una serie de estampas tituladas que se basan en actitudes... A través del gesto puro, de sus cuerpos... con su arte lleno de magia y encantamiento, los mimos nos van presentando en esta propuesta aspectos de la vida, aspectos ligados a la felicidad, al amor, la tristeza, la desilución, los recuerdos, la moralidad...




e-planning ad