Lunes, 18 de Enero de 2016

De Eduardo Rovner

VOLVIÓ UNA NOCHE es una de esas comedias que lejos de convertirse en un simple pasatiempo, aborda cuestiones esenciales a la condición humana.

Sin dejar de lado el humor, la pieza narra la irrupción ante los ojos del hijo de su madre muerta. Tragicómica y desopilante, pinta en detalle a esa mujer que decide regresar para poner en orden la vida de su descendiente que se resiste a los mandatos y tradiciones impuestos.

Esta vez, la familia es armenia, con lo cual la puesta permitirá al espectador encontrarse con sonidos, aromas y costumbres típicas, pero también con toda la impronta de un Buenos Aires tanguero en una fusión de culturas y sentimientos.

El espectador no podrá dejar de disfrutar y conmoverse con esta madre tan armenia como porteña y universal.

La música en vivo acompaña esta versión de la mano de un cuarteto de tango que alterna la música ciudadana con los sonidos tradicionales del Oriente..

La platea se emocionará y reirá en una verdadera ceremonia de identificación familiar.

Duración: 80 minutos




e-planning ad