Sábado, 16 de Enero de 2016

De Fernando Arrabal

"El jardín de las delicias" data de 1967, año en que Arrabal es excarcelado. Hasta ahora es una obra no estrenada en España. Los especialistas hablan de ella como la última obra "Pánica" tras la que vendría el periodo "Pánico-revolucionario" en el teatro de Arrabal. El referente bosquiano alude a la búsqueda de la felicidad, el derecho a buscarla en los fenómenos que son nuestras vivencias, en constante dialéctica, conformadoras de nuestro ser ahora, de nuestro espíritu, tan insondable como cotidiano, tan inasible como pesado.

Cuatro personajes principales (que son uno) y un rebaño de ovejas forman el reparto. Lais, una gran actriz retirada, contesta a sus admiradores en un programa televisivo desde el salón de su casa,
donde vive con el hombre-bestia Zenón y con sus ovejas. Las preguntas que responde a los espectadores son los detonantes que permiten aflorar sus vivencias, sueños, deseos, olvidos, frustraciones, verdades a medias, creencias, etc. En su viaje interior/exterior conoce a Teloc, hombre-mago y posterior amante de Miharca, ex-compañera del internado de monjas de su infancia y amiga del alma en el mundo de la inocencia. La pérdida de la inocencia y el mundo que se abre y se pliega a la vez con las personas que están dentro, mezclándose real o fantásticamente, intrigando o inmolándose, conducen a la transmutación final en el huevo místico junto a Zenón, en un ciclo que se nos aventura eterno.
Retales del río de la vida, de cualquier vida, de la nuestra.

Duración: 90 minutos




e-planning ad