Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Jorge Leyes

Querido Roberto:

"Sé que siempre me arrepentiré de éstas líneas. Otra cruz en mi camino. Lo que deseás es imposible, y no porque no te ame. Estoy totalmente enamorada. Ardo por vos y no tengo nada que me ate, pero es imposible. Sé que no me perdonarás, pues te mentí durante tanto tiempo y tan cruelmente que merezco esta soledad, este dolor. Nada ha cambiado y volví a equivocarme, amás a un ser distinto a lo que creías. Y lo que es peor, nadie se ocupará de mí, ni siquiera vos, porque hace varios días que no me escribís, desde que supiste lo que soy: gorda, desleal, hueca... a veces ni yo misma soporto mi olor y por las noches me froto la piel con alcohol, me tranquiliza y mata los microbios. No puedo escribir adiós, ni siquiera pedirte que me perdones. Estoy perdida. Por favor, no viajes y... Recordame."

Ada

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad