Miércoles, 08 de Octubre de 2014

De Armando Discépolo
“Mateo” es la historia de un hombre atrapado entre sus valores y su oficio de conductor de transporte de pasajeros a tracción a sangre y el progreso, que lo enfrenta a la sociedad cambiante y a su propio hijo y familia. Tal fue la popularidad que en época de su estreno original tuvo la pieza, que a aquellos vehículos tirados por caballo, comenzó a llamárselos en Buenos Aires Mateo. Aunque originalmente ese fuera tan solo el nombre de aquel animal. Y así quedó en la expresión general de la calle. Mateo, de Armando Discépolo, fue estrenada por la compañía de Pascual Carcavallo en el Teatro Nacional de Buenos Aires el 14 de marzo de 1923. El actor Luis Arata quedó luego asociado para siempre con su personaje protagonista, aunque en la primera temporada fue interpretado por Gregorio Cicarelli. La obra fue el primer éxito importante de Armando Discépolo y sigue mencionándose como paradigma del grotesco criollo, o más exactamente del grotesco asainetado.

Este espectáculo formó parte del evento: Teatrísimo 2003





e-planning ad