Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Pablo Albarello

Dos estatuas vivientes que se ganan el pan de cada día trabajando en ferias y plazas. Un matrimonio que discute problemas conyugales permanentemente mientras, al compás de las monedas, conforman diferentes figuras para entreter a su público. Este humor que lo caracteriza a Pablo Albarello nos lleva desde las frustraciones personales y la resignación hasta el amor y la infidelidad

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad