Jueves, 21 de Enero de 2016

De Viviana Bovino

“Yo conozco a la mujer que canta agua, al anciano que habla piedras blancas, el duende que desteje de noche lo que tejiste de dia..... Yo los conozco a todos, a los invisibles y los visibles, a los que desencadenan el trueno y a los que son uno con el silencio, a los que aman la luz y a los que están hechos de sombra. Y aunque no lo creas, te conozco a ti " Edgar Allan

Espectáculo a partir de 4 años

Cuentos de Maíz es la historia de un viaje a América latina. Lola vive en una gran “maleta-casa” con la que gira por el mundo. Pero un día su casa decide no dejarla “salir de casa”. Para tranquilizarla a su casita "animada", Lola empieza a contarle las historias recogidas en sus últimos viajes a América. Así empieza la historia de un largo viaje a América latina, en la tierra del Maíz.
Con la imaginación, y con la ayuda del Tucán Enano, un pequeño títere en forma de pájaro, los niños parten a descubrir nuevos lugares: vuelan sobre los montes del Ecuador, bajo los ríos de Argentina y sobre las nubes del Perú.

Hemos decidido recoger historias tradicionales porque han sido y son el medio por el que un país quiere expresar lo que piensa de si mismo, su origen y su suerte. El cuento oral es el vehículo para recorrer el camino que lleva al autoreconocimiento, a la identidad social y cultural.

Cuentos de Maíz nace de experiencias verdaderas, reales, de campo.
Residui Teatro ha participado en proyectos de cooperación en El Salvador, Argentina, Uruguay y ha realizado dos residencias artísticas en Méjico, y luego ha vuelto a Europa con material fotográfico, cuentos, entrevistas y con emociones fuertes que quiere compartir, sobre todo, con los niños.

El teatro físico, las técnicas de payaso, la narración y los títeres son los elementos técnicos que nos han permitido poner en escena las historias.
Entre los objetos utilizados hay elásticos y tejidos elásticos que son utilizados como prolongación del cuerpo, permitiendole así a la actriz transformarse en un títere gigante;
los elásticos transforman el cuerpo y la cara de la actriz que danza.
A través de las técnicas del teatro físico, los disfraces y los títeres, la actriz de Cuentos de Maíz asume el aspecto de muchos personajes masculinos y femeninos; el mundo evocado es un mundo mágico en que los niños se reconocen y se identifican con los personajes de las historias.

Los cuentos son acompañados por una selección de piezas musicales de los países de origen de las historias, reelaboradas para sustentar orgánicamente las partituras físicas y las coreografías.





e-planning ad