Lunes, 07 de Noviembre de 2016

De Nahuel Cano

Imposible, es imposible dar cuenta. El decreto que instaura el estado de sitio en 2001 son solo 264 palabras. Murieron 38 personas. Todos vivimos esos días la sensación de que se pulverizaban las expectativas, de que todo era posible, la redención o el infierno. Un apocalipsis de bolsillo.

Una perspectiva personal y ridícula.. El fin de una época al abrigo de un primer amor, mi propio mayo del 68. No hay palabras para tanto. Entonces que el sentido estalle. ´

El estallido de todo horizonte colectivo de sentido. Eso es la anomia. Y eso fue por algunas horas. La multitud, los cuerpos, la muerte. Y el final, que como todo final se precipita y decepciona.

En medio de una conferencia una multitud se besa mientras un hombre muere.

La conferencia: La obra de Gordon Matta-Clark se desarrolla en un período relativamente corto de tiempo, de 1970 a 1978. Un cáncer de páncreas segó prematuramente su vida, es probablemente uno de los artistas más interesantes de la segunda mitad del siglo XX. Su preocupación por la sociedad en la que vivía, inmersa en una crisis y sufriendo la resaca de los acontecimientos ocurridos en mayo del 68, se trasladaba a su trabajo, donde planteaba una crítica institucional. En contacto con autores pertenecientes al movimiento land-art, sacó sus obras fuera de las galerías de arte, liberándose del encorsetamiento museístico y llevando a cabo proyectos que invitaban a la reflexión sobre la sociedad de consumo. Matta-Clark realizaba intervenciones en edificios abandonados. Estas intervenciones consistían en diseccionar, cortar y agujerear el espacio arquitectónico para con ello crear nuevas formas de percepción del espacio.


Este espectáculo formó parte del evento: 15/20 15 Directores sobre el 20 de Diciembre

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad