Sábado, 21 de Enero de 2017

Lo que se ve no es más que un escenario, un micrófono de pie y un haz de luz blanca. Al estallar una música bien rimbombante, aparece el anfitrión de la velada. Diego Reinhold es un actor joven que sale a escena vestido de gala y presenta a los monologuistas. Cada uno escribió su propio monólogo y tiene poco más de diez minutos para desarrollarlo. Lo que impone cierta exigencia de efectividad. No hay mucho tiempo que perder, de manera que los guiones combinan velocidad y precisión. Es un espectáculo pensado para que te rías constantemente, en un contexto relajado.




e-planning ad