Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Carlos Gorostiza
Encerrado en su pieza, se prepara para el imposible triunfo. Sebastián a pedido de la familia va a salvarlo. Tuco lo hace enfrentar a la realidad de lo que cree su liberación, su sueño cumplido. Tuco encarna la fuerza temática, mientras que aparentemente Sebastián es la fuerza antogonista. La situación se invierte al tener Sebastián que contar a Tuco en qué consiste su triunfo. Finalmente, Tuco lo fascina y se invierte las fuerzas: Sebastián ha descubierto su capacidad de sueño y se une a Tuco en su intento .




e-planning ad