Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Christoph Willibald von Gluck

Opera en tres actos
Basada en el mito de Orfeo, fue estrenada en el Teatro de la Corte de Viena el 5 de octubre de 1762.
Tiene una estructura sencilla basada sólo en tres personajes, ballet y coro, siendo la primera pieza de la reforma operística planeada por Gluck.
La reforma gluckiana afectó a la estructura de la obra: no hay recitativos "secos", sino sólo acompañados por la orquesta. Las arias son sencillas y sin la estructura tripartita de la ópera seria (aria da capo) excepto la última, Che faro senza Euridice, universalmente alabada por su belleza. Pese a su intento de eliminar a los cantantes "de exhibición", Gluck se vio obligado a utilizar al castrato del teatro imperial vienés para el papel principal.
Años más tarde, al presentar esta ópera en París, con libreto francés de Pierre-Louis Moline basado en el de Calzabigi, completó la reforma, cambiando el castrato protagonista por un tenor. Esta versión es más completa, porque Gluck redondeó la escena de los Campos Elíseos. El estreno de esta versión, tuvo lugar en París el 2 de agosto de 1774.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad