Jueves, 21 de Enero de 2016

De Perla Laske

Versión íntima y en formato de recital del espectáculo
ZEIDE SHIKE de Perla Laske y Diego Lichtensztein

Un espectáculo para transitar juntos esos puentes que nos unen con nuestros afectos, nuestra infancia, nuestra historia.

Con Divina Gloria y Diego Lichtensztein

Una propuesta que recorre un puñado de las más bellas canciones a partir del cual Diego Lichtensztein le rinde homenaje a su abuelo ruso judío.

"Nuestra relación era muy cercana. Durante muchos años, cuando volvía de la escuela, Shike me esperaba para almorzar juntos. La sensación de no haberme comunicado lo suficiente en aquellos momentos, hizo que me surgiera la necesidad y el deseo de contar sobre mi abuelo, buscando respuestas a las preguntas: ¿Pudo realizarse?, ¿Fue feliz?. Era más bien parco, pero tanto conmigo como con hermana, Shike se soltaba. No le gustaba hablar del pasado, creo que no quería arriesgarse a mirar por esa ventana interna; le daba miedo. Mi necesidad de homenajearlo es una forma de "demostrarle", que sencillamente no fracasó. Me emociona mucho hacer el espectáculo, en el que me conecto con su soledad, y su frustración. Mientras transcurre la función, siento que voy liberándolo de eso, es como si lo desatara de su angustia. Vivió sin escalas. Pasó de ser judío religioso a no creer en Dios, De hijo a padre,a abuelo.Quizás esta sea la forma que encontré para devolverle a mi "zeide Shike" la contención que no tuvo. Durante la obra, transito por su historia desde la piel de ese joven culto devenido en vendedor ambulante, comunista y ateo. Al mismo tiempo, pongo en juego mis propias creencias no siempre coincidentes... Esa pulseada entre Shike y yo, me hace sentir vivo", comenta Diego Lichtensztein





e-planning ad