Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Mario Jurado

Una simple necesidad fisiológica de un actor de teatro que va para la casa, en la vía pública, hace que un policía le pida que se identifique con el consabido grito de: ¡Papeles! De ahí en adelante todo puede pasar, desde un simple reconocimiento hasta una muerte inesperada. Un verdadero juego de teatro en el teatro.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad