Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Eduardo "Tato" Pavlovsky
Los personajes transitan un tiempo y un espacio aparentemente ilógico e incoherente para el público, pero sumamente verdadero para ellos, como el título lo dice, es una espera, pero trágica y graciosa a la vez, con la cual podes llorar de tristeza y morir de risa en un solo segundo, en la que podes saltar al vacío sin hacerte un rasguño.




e-planning ad