Domingo, 13 de Noviembre de 2016

De Juan Freund
La pieza, entre el humor desopilante y la ternura, habla de la solidaridad entre los seres humanos, aún en circunstancias límites.

Un solitario, ex ferroviario desocupado, forma parte de un "Servicio de Reubicación de la Población Carcelaria". Instala entonces, una cárcel particular en su casa que le asegura un magro ingreso económico. El preso, ex jugador de fútbol, también está solo. Su incursión en el delito, le hizo perder a su familia.

Es la historia de la particular relación fraterna que surge entre estos dos hombres, el preso y su carcelero.

Ambos son víctimas de una sociedad impiadosa que los deja sin espacios. Se unirán, transformando la carencia en una sólida y perdurable relación.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad