Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Gregorio de Laferrere
Esta obra supone una suerte de experimiento intertemporal de muy buen resultado, ya que muestra el tradicional drama del deterioro de la relación materno filial, pero en retrospectiva. Comienza mostrando a Doña María la viuda del Capitan Barranco, en el año 2000, luchando por sobrevivir junto con sus hijas, desde la muerte del jefe de la familia. Las chicas, Carmen, Pepa y Manuela van transitando con su madre los avatares de una viuda pobre, atravesando las décadas del 70 y 40, sucesivamente para presentar el remate final, la inexorable caída de la familia, en el 1900. Veremos desfilar a personajes que viven o transitan po la casa como Doña Rosario, una potencial inquilina; Petrona, prima de las chicas y compinche de Manuela. Aparecerán también Morales y Linares, estudiante de medicina aquél y escirtor este, que alquilan sus piezas en la casona; el intrigante comerciante Rocamora, un inefable dentista Barroso y el persistente cobrador del alquieler, CAstro. Cinco hombres que, cada uno a su manera y alentados por Doña María cuando a esta le conviene, pretenden los favores de Carmen ante la envidia inocultable de Pepa y la inocente picardía de Manuela.

Este espectáculo formó parte del evento: Todos al Teatro





e-planning ad