Lunes, 18 de Enero de 2016

De Laura Coton
Un grupo de hombres espera ser admitido e incorporado a “La Empresa”. Sólo uno de ellos, Eneldo, parece ser capaz de escuchar la voz de La Empresa, constituyéndose en su portavoz. El resto, -Dido y los siameses Marcial y Cármine- deberán atravesar una suerte de entrevista. Pero algo que ve Dido –y luego confirma Cármine- en el test proyectivo al que son sometidos, parece generar reacción en La Empresa, que se empecinará en hacerlos desistir de su percepción: la imagen de un caballo alado. A partir de ese momento, los personajes deberán elegir entre la exclusión de ese lugar al que desean pertenecer y la negación de sí mismos para lograrlo.

Este espectáculo formó parte del evento: Proyecto puentes IV Ciclo 2003





e-planning ad