Lunes, 17 de Octubre de 2016

Esta pieza nos abre una visión universal y cósmica de la naturaleza del ser humano a través de la idea del hombre preso de sí mismo. En esta idea reside toda la grandeza del conflicto, un conflicto que se resuelve, como no podría ser de otra manera en Chéjov, a través del Amor, pero de un Amor entendido como fuerza poderosa que es capaz de descubrir a los personajes y a nosotros mismos nuestra autentica y única verdad interior. Sólo a través de esta fuerza misteriosa, los personajes son capaces de romper con coraje sus miedos, sus vicios, sus máscaras y sus cobardías. Encuentran la valentía para romper las cadenas de su existencia hacia la posibilidad de una “vida nueva”, una “existencia nueva”, tema fundamental en la totalidad de la obra del autor.
.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad