Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Rubén De La Torre

TRAICIÓN, LOCURA, DROGAS Y MUCHAS BALAS

Walter y El Ruso irrumpen en un alocado departamento luego de escuchar tres disparos.

Juntos comienzan a hacer conjeturas absurdas sobre lo posiblemente ocurrido, hasta que descubren el cuerpo de Ramírez con tres tiros en el pecho.

Poco tienen que hacer en ese lugar si no quieren quedar como: "Los Asesinos de Ramírez".

Pero algo sucede, el ascensor se traba y la puerta de la escalera está cerrada. Se escuchan sonidos que provienen del baño. ¿Es el asesino?

En un mueble encuentran un revolver calibre 22 y mucha droga. Están en problemas? ¿Esperan a la policía para dar explicaciones o esperan que salga el individuo del baño para que las explicaciones se las den a ellos??

El tiempo pasa, el ambiente se espesa, y nada sucede Y ellos dudan... Desconfían... Las luces lentamente comienzan a achatar sus cabezas. Y lo que parecía ser un policial negro comienza a transformarse en una comedia negra, producto de la locura de estos personajes inmersos en un espacio que comienza a desfragmentarse tras los efectos lumínicos y los movimientos de las paredes.

¿Y Ramírez, está muerto? ¿Y dónde se encuentran realmente Walter y El Ruso? ¿Qué es todo esto?

Un ascensor problemático. Mucha droga, armas y disparos. Un muerto que no está muerto. Un baile alocado al ritmo de una música potente. Efectos visuales y mentales. La ecuación perfecta entre lo real y lo irreal. Entre el delgado hilo de la locura y la normalidad.

  • Los Asesinos de Ramírez TrailerLos Asesinos de Ramírez Trailer
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad