Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Ricardo Talento

Maestro Bornolio en su afán de cambiar el mundo se ha recluido en una vieja terraza abandonada desde la cual, con su gran invento, el "Estelaeróforo Retráctil", sopla estrellas, como si fueran velitas de cumpleaños, pidiendo buenos deseos para la humanidad. Para tal labor, a solicitado una ayudante la cual tendrá como tarea el mirar hacia abajo mientras él, camina por la cornisa buscando estrellas para apagar. Cibelina se presenta para cubrir el puesto de trabajo y a partir de ese momento comenzará una relación que demostrará a Bornolio que el aislarse, por más buenas intenciones que uno tenga, no es bueno para que las cosas cambien.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad