Sábado, 23 de Enero de 2016

De Rafael Spregelburd
Tres hermanas, trillizas, unidas por una mentira, una actriz encarna los tres personajes para mostrarnos las diferentes formas de permanecer fuera del centro. Una anécdota inverosímil para hablar de grandes verdades como la identidad, el vacío, y la incomunicación familiar.




e-planning ad