Miércoles, 26 de Octubre de 2016

De Eusebio Calonge
Todavía da vueltas el carrusel. Como música sólo tiene el crujir del moho, como una voz agotada que habla de la soledad y del abandono. Y girando con él, en este triste remolino de la memoria, destinos errabundos y levantiscos, anónimos quijotes en un mundo que se desvanece. Tienen la edad imprecisa de quienes hoyaron todos los caminos, saben de oscuridades y extravíos. Y siempre dudan, si seguir adelante o volver, porque para alguna parte hay que ir en esta rueda aciaga de la fortuna, en la que giramos siempre, carrusel de esperanzas y fracasos, buscando entre las sombras que pasan fugaces una cara conocida de la que olvidamos el nombre.

Este espectáculo formó parte del evento: IV Festival Internacional de Buenos Aires





e-planning ad