Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Sebastian Cattan

En Apocalipsis según san yo, un mundo explotó y nadie lo oyó.

Dos almas vagabundas conviven en su espacio único, en un hogar que igual que el mundo se desmorona puertas adentro, bajo un pacto inconsciente; tanto en la salvación como en la destrucción "el uno para el otro"
Cada día es exactamente igual al anterior y al siguiente. La supervivencia y el día a día de un par de vidas que se han retorcido a causa del aburrimiento y la crueldad que la realidad les brinda. Si! Así es la vida de María y José, cíclica, giratoria y jodida, como una canción escuchada una y otra vez, como un rock and roll tristón, como un pasillo verdugo y delator. Su realidad se funde y confunde con la memoria. María empapada en el eterno desquicio de su José, baila y se entrega al triste carnaval de la vida, y los recuerdos se convierten en cerveza, en ron, en aguardiente, y sus pensamientos se dejan ver a través de los cuerpos transformados en envases de vidrio.
Apocalipsis según san yo nace de reconocer un mundo caótico y no poder mirar hacia otro lado; de la sensación de que el fin no había que esperarlo sino que lo estábamos viviendo. Buscamos una idea apocalíptica sencilla, no espectacular sino humana. Un concepto de Apocalipsis que no sea según Hollywood, según la Biblia, la milicia o la tecnología, sino según san yo... y ese ?yo? puede ser cualquiera.

Apocalipsis según san yo? Explosión o implosión (depende el alma)

Duración: 40 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad