Sábado, 26 de Marzo de 2016

De Armando Discépolo

“Hay que entrar… Hay que entrar…”
E´ el progreso de esta época de atropelladores. La automóvile´,
náceno de todo lo rincone; so´ como la cucaracha.
Si, ya, se, hay que entrar… cuando se tienen hijo no hay que pensar,
hay que darle de comer…
“Hay que entrar… hay que entrar…”

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad