Domingo, 17 de Enero de 2016

De José Ignacio Serralunga

La acción se sitúa en un pequeño pueblo del interior, y la trama muestra la relación compleja que existe entre el sacerdote de la parroquia y el sacristán que cuida la casa parroquial. Entre detalles mínimos y cotidianos, aparecen de a poco las mutuas dependencias, las debilidades y las contradicciones de sus vidas. Y su pequeño mundo se transforma en una ventana desde la cual pueden vislumbrarse las miserias de una sociedad contradictoria.

“Creo que es a partir de la singularidad de estos dos hombres que la historia puede transformarse en universal, al pintar la esencia de los seres humanos, incompletos y necesitados por naturaleza”.

Compañía La Puerta del Piro

Duración: 60 minutos




e-planning ad