Domingo, 17 de Enero de 2016

De Angélica Liddell

País: España

La obra solista Yo no soy bonita, que también se presenta como performance o acción, es una crítica a la sociedad patriarcal y a los roles que se les imponen a las mujeres desde su nacimiento. A través de relatos autobiográficos, pasajes de denuncia ejecutados casi a la manera de un rap y acciones rituales con objetos y sobre su cuerpo, Liddell construye una obra tan cruel como poética, “un acto de desobediencia” para “acabar con la tiranía de la vergüenza, empleando la belleza”. Desde una estética gótica, que incluye un caballo blanco en vivo, esta performer ejecuta breves e intensos actos a través de los cuales intenta exorcizar el dolor y elaborar de forma poética la violencia social. Este manifiesto contra la violencia de género transita distintos registros: momentos de pura presencia en los que se desarrollan acciones en tiempo real que luego se transforman en potentes imágenes simbólicas, así como momentos en los que el relato continúa a través de imágenes en video que nos transportan a un tiempo de fábula. Yo no soy bonita es, en esencia, una obra en la que Liddell ofrece su cuerpo como materia y como agente para cuestionar y desmitificar los roles que les toca representar a las mujeres en una sociedad violenta.

  • Yo no soy bonita, de Angélica LiddellYo no soy bonita, de Angélica Liddell

Este espectáculo formó parte del evento: VIII Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA)

Duración: 60 minutos




e-planning ad