Domingo, 23 de Octubre de 2016

En esta comedia negra, si puede dársele este nombre como género, el dueño y la dueña de casa reciben la visita de dos extraños que toman la forma de sus pesadillas: pueden ser los padres de su hija adoptiva muertos en un accidente, dos famosos ladrones de joyas, o el hombre y la mujer de sus sueños.
El espectador siente, al principio, que está presenciando una obra quizás costumbrista, o realista, hasta que, desde la segunda parte, comienza a sentir la sensación de estar frente a una comedia de enredos, pero no sólo en el término convencional, sino en el sentido de que los personajes lo hacen dudar hasta de quién es cada uno en ese lugar. En el ambiente ronda el fantasma de la des-ubicuidad, la sensación de que todos los presentes (actores y público) forman parte de un laberinto en el que se busca la identidad, esa identidad que los unos construyen sobre los otros. La pregunta constante del espectador se contrapone con la falaz certidumbre de los actores ante cada nueva construcción. Nadie sabe quién es.
Laura Capara.

Esta obra surge del trabajo grupal del elenco en la "Clínica de producción de espectáculo" de la directora Romina Mazzadi Arro en el año 2010, estrenándose en julio de 2011 en Espacio Bravo, lugar que la vio nacer.

  • Ojos que no ven (tráiler agosto 2011)Ojos que no ven (tráiler agosto 2011)
  • Ojos que no venOjos que no ven
Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad