Miércoles, 15 de Junio de 2016

De Federico Olivera

En la obra, que cruza el thriller psicológico con la comedia dramática, se entrelazan distintas historias donde el deseo, el capricho y la obsesión ven borrarse sus límites, dentro de una trama en que los giros inesperados van tensando la acción hasta un final, no por feliz, menos inquietante.

La artista plástica Ana Dix (Adamovsky), no parece muy segura del valor de sus creaciones, mientras que su marido, Rafael (Bril), escritor de ciencia ficción, se ve acosado entre la falta de inspiración y la presión de su editor para la entrega de una novela por la que recibió un anticipo de dinero y de la que aún no existe una línea, una idea, un atisbo. Cuando aparece en escena Roland (Rodríguez), vendedor de seguros enigmático y con sucesivas máscaras, la anécdota se va transfigurando progresivamente; y los personajes de Malena (Guerrero), marchand de la escultora, e Iván (Ferrante) editor del novelista, completarán un cuadro donde todos necesitan de todos, pero nadie sabe quién usa a quién.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad