Domingo, 17 de Enero de 2016

Pequeño homenaje a los pioneros de la radiofonía En un estudio de radio de los años 40, Marsha y Olinda, encargadas de la limpieza, deciden en un ataque de celos profesionales, tomar el toro por las astas, o mejor dicho el micròfono por el mango y desplazar a las estrellas de la emisora, demostrando sus virtudes en la actuaciòn, el baile y el canto. Sin demasiada modestia y autocrìtica, estas estrellas del lampazo y el balde, revivirán, tangos reos, rancheras, milongas, publicidades, noticiosos y hasta un radioteatro, escenas inolvidables de la historia radiofónica de nuestro país.




e-planning ad