Jueves, 11 de Febrero de 2016

De Sol Lebenfisz, Deby Wachtel

Sinopsis: A un año de la muerte de la enigmática Señorita Corazón, encargada del correo de lectoras de una revista femenina, cinco de sus asiduas seguidoras organizan un homenaje para el descubrimiento de un busto en su honor. Estas mujeres se encuentran cara a cara por primera vez, luego de años de conocerse a través de las cartas.

Unidas por el dolor de la pérdida, intentan sobrellevar este triste pero glorioso momento solemnemente. Pero, sin la amalgama única de Señorita Corazón, la inconsistencia de su mundo de tinta las deja solas, aferradas a una realidad que ya las ha abandonado.

Dice de Deby Wachte, la directora:

“Siempre me intrigó el mundo de las cartas y en especial, el mundo de esas mujeres anónimas que escriben a revistas del corazón para sentir que no están tan solas. La hipótesis de que ellas así lograran transmitir sus deseos, al menos a un papel y al menos a alguien que no conocen, me conmovía. Con la obra quise rendirle homenaje a esa época, a esas mujeres y nada mejor para hacerlo que contar con la colaboración de Girondo. Trabajar con sus palabras me dio la posibilidad de disfrutar del humor absurdo, de la nobleza que tiene su mirada sobre las cosas, de la libertad y el cariño hacia todo lo que lo rodea y, sobre todo, de la alegría que transmite diciendo que al fin y al cabo todo se trata de dar vueltas carnero y agradecer. Las palabras de Girondo juegan con la música, son música, se mueven, bailan, nos permiten entrar y salir de la realidad, adentrándonos en un juego que es un viaje hacia las imágenes.

Para Girondo “Las chicas de Flores se pasean tomadas de los brazos, para transmitirse sus estremecimientos y si alguien las mira en las pupilas, aprietan las piernas de miedo que el sexo se les caiga en la vereda.” Por eso Las Chicas de Flores hablan con Girondo, son de Girondo y Girondo es de ellas.“





e-planning ad