Lunes, 24 de Octubre de 2016

La desaparición jamás es absoluta. Si lo creyeron, si un plan tuvo como fin esa pretensión, su fracaso fue rotundo.
Las huellas no desaparecen, quedan huecos y esos huecos son presencias.
La sombra es una repetición distorsionada de su molde, el abandono de uncuerpo que ya no está, un rastro, una pista a seguir. La sombra guía, reconstruye, da a entender, completa la dualidad amputada. A través de la sombra se activa la Memoria.

Esta obra indaga poéticamente en esas huellas. Las ilumina tenuemente. Les devuelve los músculos, la tonicidad, los nervios, la presencia. Pone al cuerpo sobre su huella. Lo acopla a su sombra.

Y si el amor es posible en la oscuridad más profunda, definitivamente hay luz.

OBRA GANADORA DE LA BECA JOVENES COREOGRAFOS ANA ITELMAN DE LA FUNDACION JULIO BOCCA-RICKY PASHKUS.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad