Viernes, 11 de Noviembre de 2016

De Beatriz Mosquera

Un hombre que se atrevió a rebelarse contra el autoritarismo de la ley del padre y de la violencia del poder está internado en un psiquiátrico con la complicidad de los que debían protegerlo. En ese ámbito desgarrado entre el amor, la locura y la muerte, se inventa una vida construida por sus delirios y sus deseos más profundos, que se encarnan en la figura del Libertador. Las voces de sus compañeros de lucha lo persiguen, mezcladas con sus aspiraciones de volver a cruzar los Andes para lograr el sueño de los libertadores: una Sudamérica unida y liberada

Un lugar donde todo se mezcla, se clasifica, se ordena y vuelve a desordenarse. Un lugar donde la cinta del tiempo avanza, retrocede y se pliega sobre si misma sin poder anclar en un presente que ha sido hurtado. Un lugar donde circulan mandatos y se plasman deseos imposibles. Un lugar donde la verdad es una sensación que se pierde en el dolor del cuerpo y se recupera en la memoria. Un lugar donde el hombre es sólo un animal enfermo que en el tránsito hacia su locura descubre la razón.

Entrar a tal lugar es una decisión y una osadía que implica no volver a los estrechos márgenes de ser el mismo. Están invitados.

Un lugar, un hombre, una mujer y una historia que se desenvuelve en un largo momento de más de treinta años. Un hombre sin nombre propio, una mujer con nombre soñado. Un delirio que se vuelve historia de amor imposible.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad