Lunes, 07 de Noviembre de 2016

Edipo es el hombre del poder.

El argumento se retoma en esta versión para ser relatado desde el punto de vista de Yocasta, la principal víctima de la tragedia. Yocasta asume el rol de narradora que se presenta para exponer los hechos con el objetivo de intentar comprenderlos y reflexionar sobre ellos. Esta versión de la tragedia adopta conscientemente el punto de vista femenino, prescinde del coro y se concentra exclusivamente en la acción de los personajes principales. Todo lo que aparece en escena es la expresión rigurosa del relato de Yocasta, cuyo punto de vista desafía el clásico determinismo de la tragedia griega para afirmar enfáticamente la concepción del cosmos gobernada por el azar.

Edipo es el hombre del poder según Foucault, y esta idea constituye el eje de la pieza. A pesar de que él mismo prometió extirpar las calamidades que azotan a Tebas, las evidencias lo acorralan para hacerlo directamente responsable de esas mismas calamidades. Sin embargo, en ningún momento Edipo piensa en resignar su poder: sólo se preocupa de lo qué es lo que debe saber y qué es lo que debe hacer para conservar la corona.

El espectáculo más nominado de los

PREMIOS FLORENCIO SÁNCHEZ:

Mejor director / Actor de reparto / Actor revelación /

/ Mejor vestuario/ Mejor música original.

2 nominaciones al

PREMIO MARÍA GUERRERO:

Mejor autor nacional / Mejor actor de reparto.

PREMIO MUNDO T

a la mejor actriz en drama.

Destacado

PREMIO TEATRO DEL MUNDO

al Diseño de Iluminación.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad