Domingo, 17 de Enero de 2016

De Roberto Valdés

Es una obra que hace la invitación a un viaje mágico, en donde el drama y la inocencia se unen para crear una historia encantadora. El teatro La Palomera alberga esta especial obra para descubrir una historia que nos consternará.

Diego vive solo, aparado de la ciudad luego de que su madre muriera, su único contacto con el mundo es a través de Palomo, su mejor amigo que lo ayuda en sus labores, a pesar de la diferencia de edad ellos dos se llevan muy bien.

Un día llega una mujer a habitar la casa abandonada, misteriosa, triste y desconfiada de pronto se encuentra con Diego, ese día sus vidas cambiaron, ella acostumbrada a un ritmo de vida acelerado, él a un ritmo lento, ella preocupada de un ex tormentoso amor, él solo preocupado de su criadero de mariposas, juntos intercambian historias y conocimientos. Diego un día decide incitado por su amigo Palomo a declarar su amor a esta mujer, aleonado y lleno de valor decide hacerlo. Estaba convencido de decirle a Violeta, esta mujer misteriosa debía saber de su amor, ella por su parte sentía el mismo encanto por este hombre sencillo, por fin las mariposas que soltó Diego pidiendo deseos se hacían realidad, Violeta por su parte también sintió que su deseo se cumplía ?Diego tenía razón, las mariposas cumplen deseos?. Todo está preparado, el regalo, las palabras exactas, la mirada precisa, pero algo no estaba contemplado.





e-planning ad