Sábado, 21 de Enero de 2017

De Vanesa Pérez Cepeda

"Yo me duermo a la orilla de una mujer, yo me duermo a la orilla de un abismo"

E.G.

Unipersonal flamenco. Obra en un solo acto.Una mujer y una noche, un espacio misterioso y unico cuando la casa queda en silencio, cuando todos duermen y surgen aquellos recuerdos, pensamientos mezclados entre lo domestico.

Una mujer entre las sabanas, entre sus manos, sus deseos, su espacio de libertad, fuera de todas las miradas, sola en su interior.

Esos recuerdos, los que crecieron con ella, los que nunca se hicieron realidad ¿cómo hubiera sido? Los que le dieron alegría y los que la apenaron los momentos tan nítidos, llenos de frescura. Entonces busca y encuentra, contiene y acuna ese bello instante porque sabe la fuerza que le da el amor. Aunque reclame, por más que desespere y ya no sepa por qué está así... Seguirá bailando y recordando

Una busqueda expresiva con un punto de partida en el lenguaje del flamenco , al que se van hilvanando elementos corporales que tienen como única función la atmosfera que se busca conseguir, lo que se quiere interpretar.


Clasificaciones: Danza, Adultos




e-planning ad