Martes, 02 de Febrero de 2016

Condenada a vivir en el cuerpo de otra. Cabeza de diosa condenada al cuerpo pagano. Condenadas al ofrecimiento perpetuo, a la inmortalidad. “¡Oh, imperfecta! Le da horror vivir y miedo morir. Inspiradas en un cuento de Marguerite Yourcenar, “Kali decapitada”.





e-planning ad