Domingo, 23 de Octubre de 2016

Algo pasa en flamenco hecho en Argentina. Integrado por músicos de dispares
antecedentes pero todos vinculados al arte de los gitanos españoles, y
dirigido sí, por dos guitarristas compositores con una ya larga trayectoria
en el género, AL TOQUE FLAMENCO hace su primera presentación pública
importante con un ciclo de seis conciertos en el Teatro El Cubo titulado
Flor de lino.
El trabajo de Luciano de Franceschini y Sebastián Espeche, firmantes de todo
el repertorio, tiene como punto de partida un completo conocimiento y
experiencia en las formas del flamenco, aprendidas de prestigiosos maestros
de Sevilla
Curiosa o significativamente, dos de los tres cantaores del grupo tuvieron
en sus inicios una sólida formación teatral. Montse Ruano, nacida en España
y radicada en Argentina en 2000. Adrián Barrionuevo Díaz -discípulo de David
Amaya-, lleva ya una década de celebradas actuaciones en tablados y teatros,
en distintos grupos y elencos flamencos. Eugenio Romero, gitano de familia
radicada en Buenos Aires.
Los percusionistas, Germán Gigena estable y Martín Morales invitado.
El bailaor Adrián Polaco Vergés fue muy celebrado bailarín de folklore
argentino desde los 7 años. Daniel Lifschitz en flauta traversa es uno de
los más relevantes instrumentistas argentinos de trayectoria internacional y
Daniel López -bajo eléctrico-, de destacada labor en el rock, el folklore y
el tango.

Clasificaciones: Musical, Teatro




e-planning ad