Jueves, 09 de Octubre de 2014

De Carol Yordanoff

Se trata de una adaptación libre del cuento de Oscar Wilde "El gigante egoísta".
Sobre la esencia de la historia construimos un mundo mágico, el teatral, en el que los pequeños espectadores pueden entrar y participar (literalmente hablando los más osados pisan el escenario y asumen personajes!). Es así que se mezclan realidad y ficción, público y actores, conformando una gran atmósfera mágica en la que se confrontan el egoísmo y la generosidad, el optimismo y el pesimismo, la rutina y el cambio.
Subsidiada por el Instituto Nacional del Teatro, "El gigante egoísta" es una "a-puesta" de teatro infantil en la que el escenario llega hasta la puerta de entrada.

La idea del proyecto, en el que se mezcla realidad y ficción y los niños participan del hecho escénico, surge de las actrices Natalia y Verónica. Promovidas por la inquietud nos embarcan al resto del equipo en la construcción de este Gigante Egoísta en una paradójica travesía de colaboración y generosidad (de tiempo, de ideas, de trabajo, de espíritu). No es una obra que se armó a priori, sino que fue haciéndose al andar. Sólo estaba el cuento, y la construcción de la dramaturgia se hizo sobre la marcha, al igual que el resto de la producción. La obra nos fue pidiendo lo que necesitaba.





e-planning ad