Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Oscar Wilde

"Aprender a despreciar a la Muerte, y luego despreciar a la risueña Vida. Despreciar, finalmente, a la más irracional de todas las formas que el Alma toma para vista de los mortales: la Realidad."

Originalmente, "El fantasma de Canterville" es una novela fantástica y de intriga con ideas dramáticas, escrita por Oscar Wilde, en 1887. Hiram B. Otis, embajador estadounidense, se traslada con su familia a un castillo encantado en Inglaterra. Lord Canterville, dueño anterior del castillo, le advierte que el fantasma de Sir Simon de Canterville pulula por la mansión desde que asesinara a su esposa Lady Eleonore. Pero el Sr. Otis, estadounidense moderno y práctico, desoye sus advertencias. Así, la familia de se traslada a la mansión, burlándose constantemente del fantasma, sin sorprenderse ni atender demasiado a su presencia allí. Al contrario, intentan "combatirlo" utilizando distintos productos modernos (detergentes, aceite para sus cadenas, etc.). La vida de la familia Otis nunca es alterada por esta paranormal presencia, a pesar de los reiterados esfuerzos que el fantasma lleva a cabo, para mantener su reputación y su honor. Éste encarna, en cierta forma, la figura del Arte, porque necesita superarse constantemente y canalizarse de diferentes formas (en este caso, a través de la actuación o la pintura, en el caso puntual de la mancha de sangre en el piso). Posteriormente, al ver inútiles sus esfuerzos, busca la máxima elevación, la que supera la Vida y la Muerte: el Amor.

Duración: 120 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad