Domingo, 19 de Febrero de 2017

De Roland Schimmelpfennig

Con una agudeza digna de Chéjov, Schimmelpfenning lleva a cabo una reflexión sobre la relación entre el tiempo y el drama a través de una exploración del amor y la pareja, del sueño y la realidad, del envejecimiento y el recuerdo.

Una mujer desencantada vuelve buscando una imagen que ya no existe. Un amor prometido que no está. Un rechazo. Otra promesa de amor, repetida en otra boca. Una muerte y la imposibilidad de reparar el paso del tiempo.

Todos elementos que zambullen al espectador a un clima espeso.

Sin embargo, hay algo que resaltar: en sus líneas hay encerrado mucho humor, a veces ácido, a veces ingenuo, que ha sido potenciado por el tono de las actuaciones, buscando una equilibrada alquimia entre tensión, suspenso y risa.
Además, la manera que eligió el dramaturgo para relatar la historia, con flashbacks y flashfowards, permitió investigar el interesante concepto de la elasticidad de la memoria.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad