Sábado, 16 de Enero de 2016

"La mantis religiosa" pone sobre el escenario a tres hermanas que se disputan el amor de Juan, pretendiente que llega de visita a su casa. Pero ellas, junto a su padre, esconden un secreto. Una cuarta hermana, monstruosa, que vive encerrada en una de las habitaciones. Luego de 40 años sin representarse profesionalmente en Chile.

Paulina García, la directora, cuenta que "fue la primera obra de texto que actué en la universidad y enganché con una obra muy singular. Tiene algo de grotesco, muy al estilo de Genet, por eso quisimos explotar a estas mujeres en escena?. Es así como para el elenco reclutó a Sieveking, para el rol del padre; a dos actores, Rodrigo Fonerón y Robert Scott, como las hermanas mayores; a una actriz muy alta, Mónica Acevedo, en la piel de la hermana menor; y a Germán Moya como el pretendiente.

?Contaminar la imagen de las mujeres representadas por hombres es producir una imagen pervertida y transfigurada, instalando una situación amenazante y peligrosa, a ratos cómica y patética; desmantelando así la estructura convencional de familia, del amor romántico, de la pedida de mano con que la obra abre la acción dramática?, explica la directora.

Sieveking ha dicho que ésta es su obra más compleja. "Siempre la vi como si fuera una torta de mil hojas. La obra tiene una capa donde aflora el terror, tiene otra de humor, con estas hermanas bastante locas; también hay mitología, por la historia de Paris y la manzana, y tiene otra capa que retrata a una sociedad que quiere ocultar sus defectos o diferencias".





e-planning ad