Viernes, 15 de Enero de 2016

Es una obra dirigida a público adulto. Durante 50 minutos maneja una estética no convencional. El conflicto con uno mismo, plasmado a través de un sueño, donde el deseo y lo racional pujan en todo momento, provocando la crisis de un hombre que no puede liberarse de sus ataduras, ni desaprender lo aprendido. La obra no abandona lo onírico apoyandose en una estética visual-sonora que sostiene al cumulo de sensaciones desatadas en escena por los actores. El elemento protagónico es el cuerpo, que transmite como libro abierto cada secuencia y en un solo acto. Intenta: Modificar al público y abrir espacio eflexivo.




e-planning ad