Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Susana Torres Molina

Nunca tan feliz como antes de conocernos. De conocer el amor.

Cuenta Susana Torres Molina sobre la obra

"Ellos no comprenden que las piezas de los engranajes se traban. Que es parte de su función trabarse."

Estática "Oratorio para cuatro cuerpos" era un texto abierto, sin didascalias con el fin de invitar a la dirección y a los actores a explorar la relación de los personajes entre sí, desde el espacio escénico sugerido. De ese modo inaugurar nuevos sentidos y asociaciones poéticas que rebasaran el mero texto.

Al asumir la dirección, mi plan de operaciones fue salir a buscar vectores, líneas de fuerza, configuraciones de energía, grados de intensidad, que revelaran las conexiones ocultas entre los personajes; el acontecimiento presencial.

El verbo, en ebullición, encarnado en cuerpos agónicos, cuerpos en acción.

Las temáticas en juego, entre otras, son: el aislamiento, la decrepitud del cuerpo, el derrumbe de una posición social privilegiada, la imposibilidad de hacer contacto, la evitación del dolor.

Finalista Premio Casa de América. Festival Escena Contemporánea de Dramaturgia
Innovadora. Madrid. España. (2003)

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad