Jueves, 21 de Enero de 2016

De Mariel Rosciano

Cuando la violencia aparece en el seno de la familia y el silencio es la mejor opción para no enfrentarse con el problema es más violento el estallido final.
Por culpa del miedo, que paraliza.
Por culpa de la negación, como mecanismo de defensa.
Por culpa de la aceptación, como consuelo para aliviar el dolor.
Por culpa del que pega.
Por culpa del que ve y calla.

Por su culpa

Duración: 60 minutos




e-planning ad