Martes, 25 de Octubre de 2016

De José Ramón Castillo

Alberto es una persona muy polémica que sale de su casa un día y se da cuenta que no vale la pena pelear contra el resto del mundo. Siendo que tiene una particular manera de ver las cosas, este sábado, ha decidido salir a caminar sin rumbo fijo, pero abruptamente regresa a su casa fastidiado del basurero en que se ha convertido su ciudad, al unísono, genera una discusión imposible de controlar dejándonos la sensación de vací­o en cada improperio que dice sobre sus amigos, sobre su familia, sobre su vida, sobre Martí­n -su perro-, pero lo que más intriga es la visión de John Lennon y su discurso"

La temática sobre la que se mueve Quiero ser John Lennon, es el resultado de una investigación de la dramaturgia del cuerpo que trata de ir buscando un lenguaje que se acerque más a la dinámica latinoamericana. Es la constante ca­da de los iconos universales de la cultura para vernos a nosotros mismos como una parte de esta diatriba entre coexistir y proponer formas de convivencia. Entra en el juego de lo utópico, de lo que siempre hemos pretendido soñar, con imágenes que se van desglosando en contradicciones.

Consideramos que Quiero ser John Lennon es un ejercicio de dialéctica corporal, de transformar una frase en imagen, de buscar profundamente la simplicidad.

Este trabajo de El Incinerador Teatro está basado en la estética de lo ya expuesto en otros montajes con el elenco, es sólo ahondar más en los vericuetos de psiquis del personaje, de denunciar la crisis existencial y de llegar a la nada.

  • QUIERO SER JOHN LENNONQUIERO SER JOHN LENNON
  • QUIERO SER JOHN LENNONQUIERO SER JOHN LENNON
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad