Sábado, 16 de Enero de 2016

De grupo "La Güesera"

El llegó a su casa agobiado y triste. Esa noche, en la milonga donde él tenía que cantar, sólo estuvieron él, el cantinero y el bandoneonísta. Y tenía sólo dos bizcochos para comer. Se acostó a dormir. Rezó, y apago la luz.

Y aparecieron "ellas", con sus tangos Malena, Nnguna, La Pastora. Y le cantaron, y le pidieron a él que cantara, Se negó, rotundamente. "No canto más", les dijo.

Ellas se asustaron, mucho, le pidieron por favor, "cantame que me muero". El insistió: "no canto mas".

Ellas también insistieron, toda la noche. Y al final, él cantó.





e-planning ad