Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Pedro Calderón de la Barca

La selva confusa es una comedia de enredo basada en un complejo juego de fingimientos y confusión de identidades, capaz de funcionar muy bien sobre un escenario de hoy, prescindiendo de notas, explicaciones y contextualizaciones.

Arranca con un grave conflicto entre hermanos que parece anunciar un final trágico, pero luego se transforma en una comedia de tono mucho más ligero. Es como si Calderón se hubiese propuesto a hablar primero de asuntos serios y después despedirse con una sonrisa divirtiendo a su público. Surge así una obra en dos partes.

En la primera parte, el poeta investiga, a través de sus personajes, múltiples caras del alma humana: la evidencia de Filipo, la ambición de Carlos y Leonelo, la magnanimidad de Fadrique, el miedo de Marcial, la pena de Jacinta. Finalmente, centra la atención en la joven Flora, que, como hija del Duque de Mantua, ha sido educada en una cárcel de rejas doradas; pero cuando pasa unos días en el campo, donde se relajan las formas y la vigilancia paterna, agarra con ambas manos la inesperada oportunidad que se le brinda de adquirir experiencias tan nuevas como gozosas.

En la segunda parte, Calderón urde con estos elementos una trama felizmente disparatada en que proliferan burlas, confusiones y malentendidos, que llevan enfrentamientos tan innecesarios como ridículos, creando así una situación de comicidad universal e intemporal.

Duración: 105 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad